Los primeros seminarios

 Después de la primitiva comunidad de los apóstoles llamados por Jesús, y después de su Resurrección, fue incrementando el número de seguidores llamados por Él. Los primeros seminarios, después de los apóstoles, se desarrollaron en torno a las primitivas comunidades cristianas, en torno a una comunidad de fe.

 

A los responsables de las comunidades se les confiaba la tarea de llevar a cabo la formación de los seguidores de Jesús, a cada cual según su carisma… La comunidad de presbíteros (los ancianos) era la encargada de invocar al Espíritu Santo para que consagrara a los elegidos. En la primera Carta de Pedro, vemos como éste da instrucciones a los miembros de su comunidad: “…apacentad el rebaño que Dios os ha confiado y cuidad de él no a la fuerza, sino de buena gana, como Dios quiere, no por una vil ganancia, sino con generosidad, no como dictadores, sino como modelos para el rebaño.

 

De igual manera, vosotros jóvenes, vivid sumisos a los ancianos. Revestíos todos mutuamente de humildad, como servidores unos de los otros; porque Dios se afrenta a los soberbios, pero da su gracia a los humildes” (I Pedro, 5)

 

Con el paso de los siglos y la consolidación del cristianismo, será el Obispo el encargado de la formación sacerdotal de los llamados, de tal manera que será éste el responsable, como Pastor y Cabeza de la comunidad, de formar a los candidatos en la intimidad con el Señor, acudiendo a las enseñanzas de los apóstoles. Con el tiempo, también fue aumentando el número de los seguidores de Jesús, y se habilitaron casas de formación para los candidatos a ser sacerdotes. 


seminariomayorvlc@gmail.com

Av. del Seminario s/n

46113 Moncada (Valencia)

España